Global Entry Mexicanos

Si viajas con cierta frecuencia a Estados Unidos probablemente las largas filas en migración y seguridad te sean familiares. Al igual que pasa en nuestro país, es muy común llegar a migración y encontrarnos con la sorpresa de que solo unos pocos agentes están disponibles para dar entrada a los pasajeros. Y aun cuando en Estados Unidos cuentan con otras herramientas tecnológicas para agilizar el procesamiento migratorio, esto no es suficiente cuando se juntan dos, tres o más vuelos llegando al mismo tiempo, cosa que nos es muy difícil de que pase. Así, las esperas para ser atendido pueden fácilmente ser de una hora y en casos más extremos, superiores a dos horas.


Naturalmente todos tienen prisa por llegar, si no tienes un vuelo de conexión, probablemente tengas una reunión de negocios, un evento familiar o un crucero que tomar. Pero quienes tienen un vuelo de conexión pueden ser los más frustrados ante la lentitud del proceso migratorio. Recordemos que después de haber sido admitido en el país, aún tendrás que recoger equipaje, pasar aduana, reingresar a las salas de última espera y llegar a la sala de abordaje del siguiente vuelo, lo que puede implicar un cambio de terminal. Y es precisamente al momento de reingresar a las salas de última espera, donde muy probablemente te encuentres con otra larga fila: la del punto de seguridad. Y es que es muy común que cuando hay largas filas en migración haya también largas filas para pasar por la revisión de seguridad.

Conecta dentro de Estados Unidos más Fácil y Rápido

Todos los aeropuertos en Estados Unidos tienen establecido un “tiempo mínimo de conexión”, en el que se especifica el tiempo que deberá tener un pasajero entre la hora de llegada de su primer vuelo y la salida de su siguiente vuelo. Si tenemos un vuelo de conexión dentro de ese país, es importante asegurarte que el tiempo entre vuelos sea por lo menos el establecido por cada aeropuerto y en ningún caso menor a una hora diez minutos, de otra manera podrías quedarte varado a la mitad del camino.
Más que tener un tiempo de conexión demasiado largo, lo ideal sería que tu paso por el aeropuerto de conexión fuera más ágil. Una forma de agilizar tanto tu paso por migración y tu paso por el punto de inspección, es a través de uno de los “programas de viajeros de confianza” (Trusted Traveler Programs), como lo es el Global Entry. El programa de Global Entry, esta disponible para ciudadanos de Estados Unidos, residentes legales en ese país y ciudadanos de algunos otros países, entre las que se incluye México, Argentina, Colombia y Panamá. La membresía al programa tiene un costo de USD$100 y está sujeto a aprobación.


Si no has cometido crímenes en Estados Unidos, es muy probable que seas aprobado. Según datos de la agencia de protección de fronteras y aduanas de Estados Unidos, solo un 4% de los solicitantes son rechazados. Entre las causas más comunes para el rechazo se encuentran, haber recibido una multa por transportar artículos restringidos sin ser declarados a la aduana estadounidense. No existe un número de viajes mínimos al año para poder ser aprobado, ya sea que viajes cada semana o unas pocas veces al año, podrás gozar de los beneficios del programa.

Solicita la Inscripción al Programa Global Entry


Para iniciar el proceso deberás llenar una solicitud en línea, una vez que las autoridades revisen tu información, recibirás una notificación de aprobación o rechazo. Si eres aprobado deberás presentarte a una entrevista en la que se tomarán tus huellas digitales y fotografías, además se te explicará cómo usar tu membresía. La entrevista la deberás agendar en línea y se realiza en uno de los puntos de entrada a Estados Unidos, generalmente en el aeropuerto de tu elección.


Una vez que formas parte del programa, gozarás de los beneficios por cinco años. Y si tu pasaporte o tu visa vencen antes de ese plazo, no te preocupes, ya que solo tendrás que hacer un trámite para actualizar tus documentos y seguir gozando de los beneficios que el Global Entry te ofrece.

Beneficios del Global Entry


Como miembro de este programa, al llegar a Estados Unidos, podrás hacer uso de los kioscos epeciales, los cuales agilizarán enormemente tu paso por migración. Además, como beneficio añadido con tu membresía, recibes también acceso al programa TSA Precheck, el cual te permite usar las filas especiales en los puntos de seguridad. Las filas TSA Precheck, además de ser generalmente más rápidas, te permiten mantener tu calzado puesto y evitar sacar equipos de cómputo de tu equipaje de mano, al momento de pasar por la revisión.


Es importante que tengas en mente que, para tener los beneficios, deberás pedirle a la aerolínea que ingrese tu número de Global Entry en tu reservación. Existen aerolíneas que te permiten agregar tu número Global Entry en tu perfil en sus sitios webs o aplicaciones. Una vez con tu número añadido, en todas tus reservaciones que generes a partir de ese perfil, se agregará tu número de membresía.

Más Rápido Sí. Menos Seguridad No


Es muy importante que tengas presente que el hecho de ser miembro del programa, no te exenta de ser seleccionado para una revisión más minuciosa de seguridad antes de abordar tu vuelo hacia Estados Unidos. Tampoco estarás exento de ser seleccionado para una revisión secundaria de migración o aduana al llegar a ese país. Es muy importante que siempre te muestres colaborativo ante cualquier disposición en materia de seguridad no solo por parte de las autoridades, sino también de la aerolínea.

Por Redaccion